Buscar este blog

:

:

Entrada destacada

¿Qué hiciste hoy para conciencitizar sobre la defensa de la vida?

Hola, te invito a que pienses que puedes hacer, desde tu lugar, para ayudar a la defensa de la vida. Por ejemplo puedes proponer reunion...

sábado, 30 de abril de 2011

►Juan Pablo II y la vida humana


Juan Pablo II y su pensamiento sobre la Vida humana




Evocar al Papa Juan Pablo II nos permite reconocer su enorme compromiso a favor de la vida humana, su contribución decisiva en la elaboración de una pastoral de la vida



Evocar al Papa Juan Pablo II nos permite reconocer su enorme compromiso a favor de la vida humana, su contribución decisiva en la elaboración de una pastoral de lavida.

En sus primeros años como obispo de Roma dejó una huella profunda en el pensamiento teológico con las 129 catequesis de los miércoles (los años 1979-1984) dedicadas a la teología del cuerpo, al amor humano y a la sexualidad. Frente a quienes promovían la trivialización de las relaciones entre el hombre y la mujer y el mal llamado “amor libre”, Juan Pablo II supo ofrecer un análisis humano y teológico capaz de realzar el sentido auténtico del matrimonio y la belleza de la apertura a la vida propia de la relación esponsal.

Rescatar el verdadero sentido del matrimonio y de la familia permitía, además, conquistar aquella perspectiva necesaria para defender la vida en todas sus etapas, precisamente porque cada ser humano existe desde Dios y desde las relaciones que vinculan a los seres humanos entre sí.

Por eso se explica que Juan Pablo II se comprometiese, en primera persona, en lalucha contra el aborto en todo el mundo. Una de sus primeras batallas fue precisamente en Italia, sobre todo durante el mes de mayo de 1981 (antes y después del atentado del 13 de mayo), al apoyar la campaña promovida por los grupos provida para derogar, a través de un referéndum popular, la ley abortista que había sido aprobada en ese país en 1978.

El triunfo de los defensores del aborto en ese referéndum no fue un freno, sino un estímulo para el Papa. Desde entonces, incrementó su esfuerzo para fomentar unacultura de la vida que arraigase hondamente en la sociedad. Por eso, no dejó de hablar a favor de los niños por nacer, sea en sus viajes internacionales, sea en sus encuentros con grupos provida, sea en las reuniones con los obispos de numerosos lugares del planeta.

Al mismo tiempo, afrontó los retos de las nuevas tecnologías de reproducción artificial y ofreció sobre los mismos un clarividente juicio ético, especialmente con la aprobación de una instrucción sobre el tema, preparada por el entonces cardenal Joseph Ratzinger, que llevaba como título “Donum vitae” (22 de febrero de 1987). En este documento se declaraba al inmoralidad de cualquier técnica de fecundación extracorpórea y de otras técnicas (como la inseminación artificial) que no respetasen la dignidad de la procreación humana.

El documento “magno” en defensa de la vida en todas sus etapas y con una especial atención (aunque no exclusiva) hacia las obligaciones del quinto mandamientofue la encíclica “Evangelium vitae” (25 de marzo de 1995). En la misma quedaron evidenciadas la gravedad y la injusticia de acciones como el aborto, el homicidio y la eutanasia, con un tono tan claro que no dejaba lugar a dudas o a vacilaciones.

La “Evangelium vitae” no puede ser leída como un conjunto de negativas, sino sobre todo como una llamada a una movilización general a favor de la vida, lo cual incluía también elaborar una correcta pastoral de la vida.

Antes y después de la publicación de esa encíclica, Juan Pablo II ofreció ejemplos concretos de cómo actuar ante las amenazas contra la vida y la familia a través de sus intervenciones a nivel internacional, especialmente antes de la Conferencia de El Cairo (1994), y con motivo de la Conferencia Internacional sobre la mujer (Beijing 1995). En esas conferencias hubo grupos que promovían (algo que también ocurre en nuestros días) el aborto como camino para el control de la natalidad, y que intentaban imponer la ideología de ´género´ como camino para destruir la visión correcta sobre el amor humano y sobre la familia. Ante esos grupos la voz del Papa fue clara, acompañada incluso con el sufrimiento que Dios le permitió al romperse el fémur tras una caída:

“He comprendido que debo llevar a la Iglesia de Cristo hasta este tercer milenio con la oración, con diversas iniciativas, pero he visto que no basta: necesitaba llevarla con el sufrimiento, con el atentado de hace trece años y con este nuevo sacrificio... ¿Por qué ahora? ¿Por qué este año? ¿Por qué este Año de la familia? Precisamente porque se amenaza a la familia, porque se la ataca. El Papa debe ser atacado, el Papa debe sufrir, para que todas las familias y el mundo entero vean que hay un evangelio superior: el evangelio del sufrimiento” (29 de mayo de 1994).

Fue en este contexto cultural cuando Juan Pablo II escribió dos textos de gran belleza e importancia: la “Carta a las familias” (2 de febrero de 1994), y la “Carta a las mujeres” (29 de junio de 1995). Estos documentos, unidos a otro publicado años antes, la carta apostólica “Mulieris dignitatem” (15 de agosto de 1988), ofrecen una doctrina sumamente importante para superar ideologías que desconocen el sentido auténtico de la familia y el papel de la mujer en la sociedad contemporánea.

Para incidir más a fondo en las temáticas sanitarias y médicas, que tanta relevancia tienen en la vida concreta de millones de seres humanos, Juan Pablo II quiso instituir, en 1985, la Pontificia Comisión para la pastoral de los Agentes Sanitarios, que luego se convirtió, en 1988, en el Pontificio Consejo para la pastoral de los Agentes Sanitarios. Igualmente, un año antes de la publicación de la “Evangelium vitae” (es decir, en 1994), el Papa creó la Pontificia Academia para la Vida, que tantos servicios ha realizado y sigue realizando en la tarea de profundizar importantes temas bioéticos.

Junto a lo expuesto, que no es exhaustivo, podemos evocar una dimensión hermosa y testimonial: la experiencia que el mismo Juan Pablo II hizo de la fragilidad humana, desde sus heridas (el atentado), sus enfermedades, sus caídas (ya recordamos la de 1994), sus hospitalizaciones, y el progresivo avance de la invalidez en los últimos años de su vida. En parte esas experiencias explican y quedan iluminadas por una carta apostólica titulada “Salvifici doloris” (11 de febrero de 1984), en las que habla no como un simple espectador ni como un estudioso que observa el dolor ajeno, sino como alguien que ofrece su propia meditación, en primera persona, sobre lo que significa tocar la fragilidad humana.

Su sufrimiento se convirtió, así, en una forma muy concreta de apoyar la familia, la vida, la dignidad de los seres humanos, en un momento de la historia en la que tales valores eran fuertemente atacados. Quizá por eso su incapacidad y su progresivo decaimiento, unidos a su deseo por seguir junto a la Cruz de Cristo, se han convertido en un mensaje luminoso a favor de la vida. El Juan Pablo II que no podía hablar en público, que temblaba como creatura frágil y necesitada de ayuda, se convirtió en un icono viviente del valor de cada vida humana, en un trovador que gritaba al mundo que también los ancianos y los enfermos 

tienen una dignidad y un lugar en el camino del existir humano.

Autor: P. Fernando Pascual 







jueves, 28 de abril de 2011

Declaración de los Derechos Humanos del Concebido


Un centenar de especialistas en derecho, bioética, medicina, educadores y otros actores sociales se estuvieron reuniendo a raíz de que el pasado 6 de junio, a título personal como químico y sacerdote, como ciudadano mexicano y católico, monseñor. Pedro Agustín Rivera Díaz presentara ante los medios de comunicación social una propuesta de «Declaración de los Derechos Humanos del Concebido».

En la definición de términos se señala cómo a partir de la evidencia científica se puede determinar con exactitud el momento del inicio del embarazo, que coincide con el inicio de la vida. La promoción de tan importante documento fue asumida por la Asociación Derechos del Concebido (Comunicación con Criterio A.C.).

Monseñor Pedro Agustín Rivera Díaz en la presentación de la Declaración reconoce que «anteriormente no se planteaba el deber de reconocer los derechos del concebido, dado que, en términos generales, éste no corría más riesgo que el derivado de su viabilidad biológica dentro del seno materno, es decir, de su capacidad innata, así como de las condiciones prenatales».

«Las circunstancias han cambiado y ahora parecen existir derechos a la salud y a la vida de los concebidos que no coinciden con los correspondientes derechos de sus madres --añade--. Es necesario que los derechos del concebido prevalezcan sobre otros intereses, sobre todo si entran en conflicto con ellos».




Declaración de los derechos humanos del concebido


Principio 1.-

Todo Concebido, varón o mujer, discapacitado o no, disfrutará de los derechos enunciados en esta Declaración.

Principio 2.-

 Todo Concebido tiene derecho a que se le reconozca como un individuo de la especie humana y, por lo mismo, cuenta con todos los derechos humanos reconocidos por la ONU, por los organismos internacionales y por las constituciones de los Estados.

Principio 3.- 

Todo Concebido tiene derecho a que se le reconozca su individualidad, en tanto que su código genético propio es único e irrepetible y, por lo mismo, diferente al de sus progenitores.

Principio 4.-

Todo Concebido tiene derecho a que se reconozca y respete en él, el valor supremo de la vida, desde el momento de la concepción hasta su muerte natural y, por lo mismo, deberá ser respetado y cuidado este derecho a lo largo de todo su proceso de vida en el seno materno y, una vez nacido, fuera de él.

Principio 5.- 

El valor supremo de la vida del Concebido debe ser el principio rector de quienes tienen la responsabilidad de velar por su desarrollo integral. Dicha responsabilidad recae, en primer término, en su padres, y de manera subsidiaria en sus demás familiares, en la sociedad y en el Estado.

Principio 6.-

 Todo Concebido deberá ser protegido de cualquier tipo de discriminación por motivo de raza, etnia, condición genética, sexo, origen social, situación económica, de él o de sus progenitores.

Principio 7.-

 El Concebido es un individuo en desarrollo, con sus derechos específicos, que no puede reclamarlos ni exigirlos por razones propias de esta etapa de su vida, por lo que se impone a sus padres, a la sociedad y al Estado la obligación irrenunciable de velar por su respeto.

Principio 8.-

 Todo Concebido, para el pleno y armonioso desarrollo de su individualidad, deberá hacerlo bajo el amparo y responsabilidad de sus padres y, en todo caso, en un ambiente de afecto y de seguridad. La mujer embarazada deberá contar con los cuidados propios y atenciones especiales de este periodo.

Principio 9.-

 Todo Concebido dispondrá de las oportunidades y servicios dispensados por la ley y por otros medios, en condiciones de libertad y dignidad, para que pueda desarrollarse física, mental, espiritual y socialmente, en forma integral; con este fin deberán proporcionarse, tanto a él como a su madre, cuidados especiales.

Principio 10.-

Todo Concebido tiene derecho a una nacionalidad, y el Estado deberá reconocer y proteger todos sus derechos.



Por un feminismo más humano


Para más de uno, el tema de la maternidad debería quedar como algo exclusivo de las mujeres. Los hombres deberían callar, no decir ni palabra, porque no pueden quedar embarazados.

Si se lleva a su máximo extremo la postura anterior, media humanidad no podría emitir ningún juicio sobre el tema. Lo cual es caer en una doble injusticia.

La primera injusticia: se atentaría contra el derecho a la libertad de expresión. Excluir a todo un “colectivo”, el de los hombres, sobre un tema tan importante es una injusticia digna de ser condenada con firmeza.

La segunda injusticia: los hombres y las mujeres nacen gracias a la unión entre hombres y mujeres. No hay maternidad si no hay paternidad, no hay niños sin que cada uno nazca de un hombre y de una mujer. Es decir, la maternidad no es un asunto privado ni exclusivo de la mujer.

Los hombres tienen, por lo tanto, mucho que ver con la maternidad. Porque cada uno de ellos ha nacido gracias a mujeres que han dicho “sí” a su maternidad. Sin mujeres que acojan a sus hijos, no nacería ningún hombre. Ni ninguna mujer, también hay que decirlo.

Además, como ya dijimos, no hay mujer que sea madre si no es con la ayuda de un hombre que también llega a ser padre.

Los problemas surgen cuando los hombres se esconden, huyen de sus responsabilidades como padres. Algunos no quieren saben nada de un embarazo que inicia, de un hijo que también es de ellos. Es entonces cuando dejan sola a la mujer, como si la maternidad fuese un asunto privado, como si sus actos no tuviesen responsabilidades en la nueva vida que ha iniciado.

Hay que considerar, también, la vida del hijo. No es justo ver al hijo, durante los meses de embarazo, como un asunto privado de la mujer. Los que hoy disfrutamos de la vida un día estuvimos en el útero de nuestras madres. Si nacimos fue porque antes fuimos embriones y fetos. No éramos un objeto, ni algo que estaba allí a disposición de lo que decidiesen en total libertad los adultos.

Ciertos movimientos que se autodeclaran defensores de la mujer necesitan abrir los ojos ante esta realidad. La maternidad afecta a tres seres humanos: el padre, la madre, el hijo. Negar los derechos de uno de ellos en función de los gustos o caprichos sólo de la mujer (o del hombre y de la mujer cuando se “alían” para acabar con la vida de su hijo, o del hombre cuando obliga a la mujer a abortar) es promover una cultura del dominio y de la muerte. Lo contrario de lo que estaría llamado a buscar cualquier feminismo que se propusiese defender seriamente la dignidad de las mujeres.

El feminismo auténtico, verdadero, serio, será respetuoso de toda vida humana. Será justo y solidario. Estará dispuesto a tutelar y a asistir a cualquier mujer madre que viva en situaciones de pobreza, falta de higiene, desprecio o marginación. Será capaz de responsabilizar al hombre-padre en la vida de cada nuevo hijo. Protegerá y buscará el bien de los hijos. Que son los hombres y las mujeres del mañana. Lo cual es el fruto más maduro y más rico de cualquier movimiento que quiera defender, auténticamente, los derechos humanos.


sábado, 23 de abril de 2011

Medjugorje y el aborto




15 de Julio de 2010
Queridos hijos de Medjugorje, ¡alabados sean Jesús y María!

1 - El 2 de junio de 2010 Mirjana recibió la aparición mensual de la Virgen en la Cruz Azul. ¡Alrededor de 10.000 personas cubrían el Podbrdo! Después de la aparición, transmitió el siguiente mensaje:
"Queridos hijos, mi llamado maternal, que hoy les dirijo, es un llamado a la verdad y a la vida. Mi Hijo, que es la Vida, los ama y los conoce en verdad. Para conocerse y amarse ustedes mismos deben conocer a mi Hijo, mientras que para conocer y amar a los demás deben ver a mi Hijo en ellos. Por ello, hijos míos, oren, oren para que puedan comprender y abandonarse con espíritu libre y ser completamente transformados y de este modo tener ya en la tierra el Reino de los Cielos en sus corazones. ¡Gracias!"

2 -El 25 de junio Ivanka recibió su aparición anual, en privado en su domicilio, durante 6 minutos. La Gospa le habló sobre el 5to secreto. Después dijo: "Reciban mi bendición maternal".
El 25 por la noche, la Gospa nos invitó a todos a subir al Podbrdo para rezar el rosario con Ivan y el grupo de oración. Apareció a las 23, muy gozosa, "más que nunca" subrayó Ivan. Vestía su túnica de oro de los días de fiesta, y remarcó que debíamos vivir sus mensajes y "ser sus signos en este mundo cansado".
3 - ¡Notable incremento de peregrinos italianos en Medjugojre!Son tan numerosos que en ciertas ocasiones colman, ellos solitos, el gran predio de la Rotonda en su misa matutina! (¡Buen momento para los peregrinos de otras lenguas para orar en silencio en las montañas!) ¿Qué está pasando en Italia? Fue suficiente que la Gospa tocara el corazón de un hombre conocido por todos, un periodista, hombre del espectáculo y gran estrella de la televisión...
La conversión de Paolo Brozio ha conmocionado a toda Italia. Este hombre "vivía alegremente en el pecado", pero sin embargo tenía una madre encomiable que incansablemente suplicaba a Dios por la conversión de su hijo. Hace 18 meses cuando todavía Dios era la menor de sus preocupaciones, llega a Medjugorje. Allí, una vivencia interior lo sacude tan profundamente que se enamora locamente de la Virgen y de su Hijo. Desde entonces, utiliza sus dones personales y los medios de comunicación para hablar de Dios. ¡Con gran fuerza de convicción explica su conversión, ¡y las ondas radiales y televisivas italianas se llenan de testimonios sobre Medjugorje! Otros medios en Italia los retransmiten. ¡Este es el impacto que logra un solo corazón que se abre! ¿Cuántos "no-creyentes" habrán encontrado su camino hacia Dios gracias a esta conversión? ¡Lo sabremos en el Cielo! Pero mientras tanto, podemos preguntarnos: ¿y yo? ¿Y si yo fuera aquella persona que María está buscando para encaminar a todo mi país hacia el corazón de Dios? Porque no es importante ser una gran estrella delante de los hombres. Santa Teresita, escondida en Lisieux, utilizó su corta vida para atraer a millones de almas hacia Dios. Lo importante consiste en decidirse radicalmente por Dios, y Él se ocupa de difundir la gracia a su manera. ¡Eso es asunto suyo! Para cambiar el corazón de Paolo Brozio, ¡cuántos sacrificios escondidos habrá recogido, cuántas súplicas secretas habrá escuchado!

La Gospa nos necesita, busca nuestro SÍ incondicional. Cuando veo esta multitud de italianos que viene a Medjugorje, mi corazón se oprime de dolor por Francia, mi querido país, que ha recibido tanto de Dios ¡y le devuelve tan poco hoy en día! ¡Cuándo llegaremos a tener embotellamientos de automóviles franceses en Medjugorje! ¿Quién de entre nosotros aceptará ser el instrumento de Dios para devolverle su alma a Francia, (o a su país de origen)?
Sor Faustina de Polonia mantuvo un día un diálogo singular con Jesús. Ella le pedía un gran santo para Polonia, y se sorprendió cuando recibió la siguiente respuesta: "¡La santa, serás tú! Efectivamente, se convirtió en una gran santa, y además Polonia también tuvo al padre Kolbe, al Papa Juan Pablo II, al padre Miguel Sopocko, al padre Popieluzsko, etc... Una cadena de grandes santos surgió de Polonia en pocas décadas. ¡Quizás Jesús leyera por anticipado los futuros mensajes de su Madre en Medjugorje! María pide insistentemente la santidad: "Queridos hijos, que hoy sea el día en que se decidan por la santidad. Que hoy sea el día en que comiencen a amar!"
4 - Los jóvenes están en una situación muy difícil nos dice la Gospa. Nuevamente este año, el Festival de la Juventud tendrá lugar a principios de agosto (ver PS 3) ¿Deseas ayudar a la Virgen? Invita a algún joven conocido tuyo a participar del Festival. O invita a algún sacerdote que se encuentre en situación de desocupación técnica de confesionario en su parroquia; ¡aquí podrá escuchar a tantos jóvenes y confesarlos! El año pasado, alrededor de 500 sacerdotes de distintos países estuvieron en el Festival. ¡Fue maravilloso! (Ver PS 1)
5 - ¡Elige la vida! Desde que tenemos un pesebre tamaño natural en nuestro jardín, frecuentemente encontramos a madres rezando allí. Algunas han perdido a su pequeño, y encuentran un gran consuelo colocando a ese niño en las manos de la Madre de Dios. Y María, a su vez, les ofrece a su Niño. Muchas dicen haber realizado uno o X abortos, y nos cuentan hasta qué punto están arrepentidas. Atrapadas en la cultura de la muerte que nos rodea, se dejaron convencer de que de esa forma volverían a encontrar su libertad. Nos confían que ocurrió lo opuesto y que sufren en una gran soledad. El hecho de contemplar a la Virgen María en el pesebre las ayuda a reencontrar su identidad de madres, a pensar en su hijo vivo y amado en los brazos de María, y después pueden, serenamente, ir en búsqueda de un sacerdote que las confiese de este pecado.
La Gospa nunca ha dado un mensaje público sobre el aborto. Pero en los años 80 instruyó a los jóvenes del grupo de oración al respecto, y esto es lo que he retenido: la Virgen les ha recomendado a todos que no juzgaran a esas madres, sino que oraran para que no hubiera más tales madres. Ha pedido que hagamos todo lo que esté a nuestro alcance, con mucho amor y delicadeza, para permitir que estas madres que se reconcilien con Dios por medio de la confesión. 
Les ha dicho claramente: "El aborto es un gran pecado, porque se mata a un ser humano. Dios es bueno y perdona todos los pecados, pero para este pecado pide una gran penitencia al padre y a la madre del niño."

Es hermoso ver cómo la Virgen incluye al padre del niño en este delicado terreno. Un sacerdote nos decía recientemente que muchas mujeres venían a confesar un aborto, pero que no había escuchado nunca a un hombre confesar el haber inducido a una mujer al aborto. Sin embargo, la responsabilidad es compartida: muchos abortos se deben al rechazo del padre en permitir que nazca el niño, a veces con la amenaza de elección entre "él o yo". ¡Las madres deben saber que no se puede resguardar la unidad de una pareja sobre la sangre de un niño! Es una gran ilusión que conduce a una gran decepción. Por el contrario, resistir a tales amenazas puede tan sólo atraer la bendición de Dios sobre quien elige la vida. No se arrepentirá jamás. Es importante decir esto a los jóvenes, porque en medio tantas mentiras de los medios de comunicación con las que son alimentados, ¡tienen derecho a escuchar la verdad! Explicándoles lisa y llanamente la verdad, se les ayuda a que eviten no sólo la pérdida de su estado de gracia y el acceso a la Eucaristía, sino también el tener que cargar con pesadas consecuencias como la depresión o la obsesión de la muerte.
La Virgen dijo: "estos niños no nacidos son míos". Ni más, ni menos. El niño puede recibir un nombre, porque es un ser humano que forma parte de una familia, y sus padres pueden invocarlo en sus oraciones. ¡Se encontrarán con él un día! Ciertas madres le escriben una carta donde desahogan su corazón. En el caso de un aborto, le piden perdón, y le muestran su amor. Esta carta es ofrecida a la Gospa durante una de sus apariciones. Toda su solicitud maternal acompaña maravillosamente el papel del sacerdote -y de Cristo- en el sacramento de la Reconciliación.

Sí, la Madre de Dios trabaja duro en esto, y todos nosotros estamos invitados a hacerlo también. ¡Vengan a probar esta fuente de gracias!
Querida Gospa, Madre de Misericordia, atrae hacia ti y hacia tu Hijo a todos los náufragos del amor y multiplica los pastores que vendan sus heridas!
Sor Emmanuel
(Traducido del francés)

jueves, 21 de abril de 2011

Caritas in veritate



Caritas in veritate


51« (...)



Para salvaguardar la naturaleza no basta intervenir con incentivos o desincentivos económicos, y ni siquiera basta con una instrucción adecuada. Éstos son instrumentos importantes, pero el problema decisivo es la capacidad moral global de la sociedad. 




Si no se respeta el derecho a la vida y a la muerte natural, si se hace artificial la concepción, la gestación y el nacimiento del hombre, si se sacrifican embriones humanos a la investigación, la conciencia común acaba perdiendo el concepto de ecología humana y con ello de la ecología ambiental. 




Es una contradicción pedir a las nuevas generaciones el respeto al ambiente natural, cuando la educación y las leyes no las ayudan a respetarse a sí mismas. 




El libro de la naturaleza es uno e indivisible, tanto en lo que concierne a la vida, la sexualidad, el matrimonio, la familia, las relaciones sociales, en una palabra, el desarrollo humano integral. 




Los deberes que tenemos con el ambiente están relacionados con los que tenemos para con la persona considerada en sí misma y en su relación con los otros. No se pueden exigir unos y conculcar otros. Es una grave antinomia de la mentalidad y de la praxis actual, que envilece a la persona, trastorna el ambiente y daña a la sociedad.(...)»
















martes, 19 de abril de 2011

La adopción espiritual




Hay diversas maneras de adoptar un niño espiritualmente, sin embargo no son muy diferentes entre una y otra.
Aquí les presento una opción de como adoptar espiritualmente a un bebé.
Difúndela para que cada vez puedan salvarse mas vidas !!

La adopción espiritual. Invitación y compromiso

La adopción espiritual es el compromiso de oración para salvar la vida de un niño o niña en el vientre de su madre. Su esencia es una breve oración diaria, llamada COMPROMISO, durante 9 meses.
La adopción espiritual cura las profundas heridas interiores producidas por el aborto. Permite a las madres recuperar la fe en la Misericordia divina, trayendo paz a sus corazones.
Descubre la alegría de la paternidad y maternidad responsable y permite la visión del amor y del sexo con los ojos de Dios.

Éstos son los pasos de la Adopción espiritual:
1-Cuando te decidas a comenzar, anotas el día de inicio, y cuentas 9 meses para saber el día de la conclusión.
2-Rezas cada día una decena de Rosario y la oración de compromiso por esa intención de adopción.
3-Durante 9 meses, el tiempo del embarazo del "Niño o Niña por nacer", rezas por el niño y por su madre.
4-Terminada una adopción, puedes comenzar otra durante 9 meses, y también invitar a otras personas a realizar la misma acción.

La adopción espiritual se refiere a un niño o niña por vez, durante 9 meses. Nosotros no elegimos el niño o niña que haya sido concebido ese día en algún lugar del mundo.
Tenemos la certeza de que en esta acción, a la que nos impulsa el Espíritu Santo, por mediación de Jesús e intercesión de María y José, Dios Padre escuchanuestra oración para salvar la vida de ese niño o niña que hemos adoptado.
Esta forma de orar y participar se ha revelado como eficacísima.
En naciones donde se ha difundido, ha creado una fuerte conciencia y práctica ProVida y ha hecho reducir sensiblemente el aborto.
Te invitamos a que realices la ADOPCIÓN ESPIRITUAL y a que la difundas. Te haces, en cierta forma, papá, mamá, padrino o madrina adoptante de un bebé o una bebé que esperan nacer.

ORACIÓN DE COMPROMISO
Se reza una decena de Rosario y luego la oración que sigue:
Jesús, María y José,
los amo mucho.
Les ruego que salven la vida
del bebé que he adoptado
y está en peligro de ser abortado.

viernes, 15 de abril de 2011

VIA CRUCIS de la VIDA







En este Via Crucis, contemplaremos a Jesús Resucitado y Glorioso que pasó por el camino de la muerte violenta para salvarnos. Y lo contemplaremos en el dolor inmenso de esos pobres más pobres que nunca nacerán, y morirán con violencia en el vientre de su madre. Demos gracias al Señor por nuestras madres que han dado y cuidado nuestras vidas. 
1.- JESÚS ES CONDENADO A MUERTE. 
Tú, Señor, eres condenado a muerte por amor al hombre.
Yo lo soy por falta de amor. 
2.- JESÚS TOMA LA CRUZ. 
También a mi me  han cargado con la cruz de ser indeseado.
Todos me maldicen: “¡Tienes que ser eliminado!”. 
3.- JESÚS CAE POR PRIMERA VEZ. 
Tú caes por los pecados de la humanidad.
Yo, por  una “caída” de otros, soy considerado un pecado. Tengo que caer por el supuesto error de un embarazo no deseado. 
4.- JESÚS SE ENCUENTRA CON SU MADRE. 
¡Qué doloroso, Señor! ¡Yo nunca tendré ese encuentro!
!Estoy encarcelado en el vientre de mi madre y ella me quiere matar! 
5.- EL CIRINEO AYUDA A JESÚS A LLEVAR LA CRUZ. 
Alguien te ayuda a cargar la cruz.
!No hay Cirineo para mi! !Me enfrento yo solo a la  muerte! 
6.- LA VERÓNICA LIMPIA EL ROSTRO DE JESÚS. 
¿Quién me dará una Verónica que me consuele en mi condena?
¡Nadie conoce mi situación!
¿Conseguirá la “ley” silenciar a los cristianos? 
7.- JESÚS CAE POR SEGUNDA VEZ. 
¡Es tan fácil matarme porque soy  pequeño!
Mi padre hace cálculos: ¿cuánto voy a costarle si vivo?
¡Mi muerte le sale “mucho mas barata”! !Tengo que caer! 
8.- LAS SANTAS MUJERES LLORAN. 
¿De qué sirven, Señor, las lágrimas de las mujeres?
!No podrán impedir que me maten!
Legalizada  mi muerte, ¿dónde queda el NO MATARÁS? 
9.- JESÚS CAE POR TERCERA VEZ. 
La decisión esta tomada: !tengo que morir!
Se confirman los cálculos: !no hay lugar para mi!   
No hay un pedazo de pan para mi en este valle de lágrimas. 
10.- JESÚS ES DESPOJADO DE SUS VESTIDURAS. 
A ti te despojan de tus vestiduras... yo nunca tendré ropas.
Mi piel es mi única vestidura y, seguramente, me la arrancarán. 
11.- JESÚS ES CRUCIFICADO EN LA CRUZ. 
A ti te cuelgan de una cruz... a mí me parten en pedazos.
          También “contarán todos mis trozos” para tener la certeza de que ninguno infectará a mi madre. 
12.- JESÚS MUERE EN LA CRUZ. 
Tú mueres... yo también. Tú eres inocente... yo también.
¡Acuérdate de mí cuando estés en tu Reino! Tu Reino es de Vida Eterna. 
13.- JESÚS ES BAJADO DE CRUZ. 
Muerto, reposarás tranquilo en los brazos del Padre...
A mí, al morir, me renuevan la maldición... porque me  convierten en una carga de conciencia y no en un bello recuerdo. 
14.- JESÚS ES COLOCADO EN EL SEPULCRO. 
A ti te ofrecen un sepulcro nuevo... a mí, una sucia bolsa de basura.
Así esperaré hasta el Juicio Final. Allí, tristemente, me veré obligado a ejercer de acusador contra mis padres. 
15.- JESÚS RESUCITADO Y GLORIOSO. 
¡ Señor Jesús, Resucitado y Glorioso!
Te damos gracias, te bendecimos y te adoramos, porque nuestas madres han dado y respetado nuestas vidas. Te damos gracias por todas las madres que dan y cuidan la vida. Te damos gracias por tu Madre, Maria, porque ella nos ha dado la Vida que eres Tú, Jesús. Señor Jesús danos fuerza para que trabajemos y luchemos siempre en favor de la vida. Te lo pedimos a ti Jesús que vives y reinas, Resucitado y Glorioso, por los siglos de los siglos. Amén. 


“Antes de que te formaras en el vientre te conocí, y antes de que nacieras te santifiqué…”(Jeremías 1, 5) 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¿Te ha sido de utilidad el blog?

¿Trabajar o criar a los hijos?

♥

♥Consagración a la Virgen María

♥Consagración a la Virgen María

CONSAGRACIÓN DEL MATRIMONIO AL CORAZÓN INMACULADO DE MARÍA

CONSAGRACIÓN DEL MATRIMONIO AL CORAZÓN INMACULADO DE MARÍA
"Oh, Corazón Inmaculado de María, refugio seguro de nosotros pecadores y ancla firme de salvación, a Ti queremos hoy consagrar nuestro matrimonio. En estos tiempos de gran batalla espiritual entre los valores familiares auténticos y la mentalidad permisiva del mundo, te pedimos que Tu, Madre y Maestra, nos muestres el camino verdadero del amor, del compromiso, de la fidelidad, del sacrificio y del servicio. Te pedimos que hoy, al consagrarnos a Ti, nos recibas en tu Corazón, nos refugies en tu manto virginal, nos protejas con tus brazos maternales y nos lleves por camino seguro hacia el Corazón de tu Hijo, Jesús. Tu que eres la Madre de Cristo, te pedimos nos formes y moldees, para que ambos seamos imágenes vivientes de Jesús en nuestra familia, en la Iglesia y en el mundo. Tu que eres Virgen y Madre, derrama sobre nosotros el espíritu de pureza de corazón, de mente y de cuerpo. Tu que eres nuestra Madre espiritual, ayúdanos a crecer en la vida de la gracia y de la santidad, y no permitas que caigamos en pecado mortal o que desperdiciemos las gracias ganadas por tu Hijo en la Cruz. Tu que eres Maestra de las almas, enséñanos a ser dóciles como Tu, para acoger con obediencia y agradecimiento toda la Verdad revelada por Cristo en su Palabra y en la Iglesia. Tu que eres Mediadora de las gracias, se el canal seguro por el cual nosotros recibamos las gracias de conversión, de amor, de paz, de comunicación, de unidad y comprensión. Tu que eres Intercesora ante tu Hijo, mantén tu mirada misericordiosa sobre nosotros, y acércate siempre a tu Hijo, implorando como en Caná, por el milagro del vino que nos hace falta. Tu que eres Corredentora, enséñanos a ser fieles, el uno al otro, en los momentos de sufrimiento y de cruz. Que no busquemos cada uno nuestro propio bienestar, sino el bien del otro. Que nos mantengamos fieles al compromiso adquirido ante Dios, y que los sacrificios y luchas sepamos vivirlos en unión a tu Hijo Crucificado. En virtud de la unión del Inmaculado Corazón de María con el Sagrado Corazón de Jesús, pedimos que nuestro matrimonio sea fortalecido en la unidad, en el amor, en la responsabilidad a nuestros deberes, en la entrega generosa del uno al otro y a los hijos que el Señor nos envíe. Que nuestro hogar sea un santuario doméstico donde oremos juntos y nos comuniquemos con alegría y entusiasmo. Que siempre nuestra relación sea, ante todos, un signo visible del amor y la fidelidad. Te pedimos, Oh Madre, que en virtud de esta consagración, nuestro matrimonio sea protegido de todo mal espiritual, físico o material. Que tu Corazón Inmaculado reine en nuestro hogar para que así Jesucristo sea amado y obedecido en nuestra familia. Qué sostenidos por Su amor y Su gracia nos dispongamos a construir, día a día, la civilización del amor: el Reinado de los Dos Corazones. Amén. -Madre Adela Galindo, Fundadora SCTJM

CONSAGRACIÓN DEL MATRIMONIO A LOS DOS CORAZONES EN SU RENOVACIÓN DE VOTOS

CONSAGRACIÓN DEL MATRIMONIO A LOS DOS CORAZONES EN SU RENOVACIÓN DE VOTOS
Oh Corazones de Jesús y María, cuya perfecta unidad y comunión ha sido definida como una alianza, término que es también característico del sacramento del matrimonio, por que conlleva una constante reciprocidad en el amor y en la dedicación total del uno al otro. Es la alianza de Sus Corazones la que nos revela la identidad y misión fundamental del matrimonio y la familia: ser una comunidad de amor y vida. Hoy queremos dar gracias a los Corazones de Jesús y María, ante todo, por que en ellos hemos encontrado la realización plena de nuestra vocación matrimonial y por que dentro de Sus Corazones, hemos aprendido las virtudes de la caridad ardiente, de la fidelidad y permanencia, de la abnegación y búsqueda del bien del otro. También damos gracias por que en los Corazones de Jesús y María hemos encontrado nuestro refugio seguro ante los peligros de estos tiempos en que las dos grandes culturas la del egoísmo y de la muerte, quieren ahogar como fuerte diluvio la vida matrimonial y familiar. Hoy deseamos renovar nuestros votos matrimoniales dentro de los Corazones de Jesús y María, para que dentro de sus Corazones permanezcamos siempre unidos en el amor que es mas fuerte que la muerte y en la fidelidad que es capaz de mantenerse firme en los momentos de prueba. Deseamos consagrar los años pasados, para que el Señor reciba como ofrenda de amor todo lo que en ellos ha sido manifestación de amor, de entrega, servicio y sacrificio incondicional. Queremos también ofrecer reparación por lo que no hayamos vivido como expresión sublime de nuestro sacramento. Consagramos el presente, para que sea una oportunidad de gracia y santificación de nuestras vidas personales, de nuestro matrimonio y de la vida de toda nuestra familia. Que sepamos hoy escuchar los designios de los Corazones de Jesús y María, y respondamos con generosidad y prontitud a todo lo que Ellos nos indiquen y deseen hacer con nosotros. Que hoy nos dispongamos, por el fruto de esta consagración a construir la civilización del amor y la vida. Consagramos los años venideros, para que atentos a Sus designios de amor y misericordia, nos dispongamos a vivir cada momento dentro de los Corazones de Jesús y María, manifestando entre nosotros y a los demás, sus virtudes, disposiciones internas y externas. Consagramos todas las alegrías y las tristezas, las pruebas y los gozos, todo ofrecido en reparación y consolación a Sus Corazones. Consagramos toda nuestra familia para que sea un santuario doméstico de los Dos Corazones, en donde se viva en oración, comunión, comunicación, generosidad y fidelidad en el sufrimiento. Que los Corazones de Jesús y María nos protejan de todo mal espiritual, físico o material. Que los Dos Corazones reinen en nuestro matrimonio y en nuestra familia, para que Ellos sean los que dirijan nuestros corazones y vivamos así, cada día, construyendo el reinado de sus Corazones: la civilización del amor y la vida. Amén! Nombre de esposos______________________________ Fecha________________________ -Madre Adela Galindo, Fundadora SCTJM

¿Conoces alguna embarazada que necesita ayuda?

¿Conoces alguna embarazada que necesita ayuda?
4219037/154168469

Clic


Translate

Experimentación fetal, transplantes, cosmética y su relación con el aborto provocado.

Mis archivos para compartir

Followers

Iniciado el 28/01/16

♥Oremos con corazón sincero

Wikipedia

Resultados de la búsqueda

MIS BANNER



Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket


Si a la vida Headline Animator

Si a la vida

Marcha nacional

Marcha nacional
#Por tu familia

Revista familia y vida

5 Actitudes que aprendemos dentro de la #Familia según el #PapaFrancisco

5 Actitudes que aprendemos dentro de la #Familia según el #PapaFrancisco

Macri representa la codicia neoliberal

Macri representa la codicia neoliberal
Ni salud ni educación ni erradicación de pobreza, solo aporte para la ignorancia y la medicrodidad burguesa